Taller de Narrativa “La Tinaja” de Chía, lanza su séptima Antología

Ayer se realizó el lanzamiento de la séptima Antología del Taller de Narrativa ” La Tinaja” , pero para muchos no es muy conocido de donde viene  y que significa este espacio que se ha formado en torno a la literatura y narrativa del municipio de Chía, por eso  queremos compartirles este escrito David Emilio Sierra Puentes, quien hace parte de este taller.

Partum Tinaja

¡Oh tobosescas tinajas, que me habéis traído a la
memoria la dulce prenda de mi mayor amargura!
Miguel de Cervantes. Don Quijote de la Mancha

La palabra tinaja de acuerdo con la RAE (Real Academia Española) es una palabra derivadadel latín tinacula, un recipiente de boca angosta, panza ancha y fondo nuevamente angosto. Nada espectacular, indigno de reseñar y aún así, varias tinajas han logrado sobrevivir a laingrata memoria del hombre.

Diógenes de Sinope, hijo de Hicestias el falsificador de monedas, heredero del don de supadre y fiel discípulo del fundador del cinismo Antístenes, tuvo a bien vivir en una de ellas además de la suerte de sobrevivir después de pedirle a Alejandro Magno que se moviera parapermitir el paso del sol a la entrada de su cóncavo aposento.

La caja de Pandora no era un caja, era un pithos, una tinaja que contenía todos los males del mundo y que le fue entregada a la primera mujer, con la instrucción de no abrirla, el resto dela historia es bien conocido, lo cínico de la leyenda es que le fue entregada por los dioses deliberadamente ya que sabían que gracias a la divina curiosidad con la que fue creada, dicha instrucción sería omitida.

Aegir, dios nórdico del mar, cargaba con una tinaja llena de pociones que era nada más ynada menos que el océano.

Acercándonos a tierras más jóvenes nos encontramos con el mito de la creación del mundo para los Kogi. Su fantástica historia nos cuenta que Kashindúkua, Noana-se y Nánacu aún viven en una cueva y que allí hay cuatro tinajas con los huesos de un tigre y lo mejor, cuando el mundo acabe -si, al estilo Ragnarok- se transformaran en tigres y saldrán a matar a todos los hombres, indios y blancos. Quien quita, la esperanza es lo último que se pierde. Hace siete años se forjó una nueva tinaja que si es digna de reseñar y merece ocupar un puesto en la historia como las anteriores. En el año 2012 salió del horno el taller de narrativa La Tinaja.

El espíritu Aegírico de Santiago Pérez, director del taller y la obstinada necesidad de creación de sus participantes han logrado preparar, mantener y madurar hasta este momento ocho antologías en diferentes géneros literarios. Desde la crónica, pasando por la literatura infantil hasta la inconmensurable magnitud del universo de la ciencia ficción. Decenas de escritores, centenas de historias y millares de sueños han escapado de este místico recipiente.

Actualmente el Taller de Narrativa “La Tinaja” es uno de los 59 talleres que hacen parte de la red de escritura Relata, su sede no puede ser menos fantástica y significativa. Esta Tinaja se encuentra al interior de la legendaria ciudad de la diosa Chía en la casa de la cultura, lo que para los colegas del cínico Diógenes sería la academia o para los paisanos de Alejandro sería la biblioteca de Alejandría. Llamada en este punto geográfico Hoqabiga.
La Tinaja de Chía no solo es un taller de literatura, es el pithos que a diferencia del primero
debe ser abierto continuamente para que todos los espíritus creadores que allí habitan salgan
a llenar el mudo de letras, historias y sueños.

Texto, David Emilio Sierra Puentes

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *